Análisis 90

Objetividad, Análisis y Amor por el fútbol…

Anti-fútbol: Confusión entre Espectáculo y Estrategia

Esta palabra ha estado resonando en los diferentes medios de comunicación, redes sociales, diversos fanáticos y seguidores del deporte. Una facción cataloga de Anti-fútbol aquellos partidos en los cuales no pueden disfrutar de un fútbol netamente ofensivo, plagado en goles y jugadas de ensueño. La otra facción niega que la aplicación de la palabra sea justa para esta situación, ya que tanto en el fútbol como en todo deporte, las estrategias y/o tácticas son parte esencial en la búsqueda del triunfo. Para mi antifútbol no tiene nada que ver con el espectáculo o la efectividad de los partidos, es algo completamente diferentes.

Anti-fútbol lo definiría de la siguiente manera: “Son las malas prácticas y manejos que rodean el entorno del fútbol internacional”. Me refiero a todos aquellos factores que impiden que el deporte se desarrolle lo más humanamente posible. Como ejemplos a mi respuesta les podría mencionar: Compra de árbitros y de partidos; el dejarse ganar para perjudicar a un rival; denigrar a los demás clubes públicamente; permitir la violencia dentro y fuera del campo; aquellas hinchadas extremas que causan desastres dentro y fuera de los estadios;  falsificaciones de entradas a los partidos; promover la anarquía entre los jugadores para con el club; simular faltas buscando expulsiones de los contrarios, racismo entre hinchas y jugadores, y otros factores.

Desde hace unos años este término ha sido mal utilizado perdiendo su verdadero significado y esencia, el cual les he explicado en el párrafo anterior. En mi opinión el inicio fue en la final dela UEFA Champions League del 2003 que enfrentó al AC Milán contra la Juventus, catalogada por muchos como la peor final de la Champions en toda la historia. Muchos consideran que el fútbol perdió y que ninguno merecía “La Orejona”, sin embargo fue un choque entre dos equipos que jugaban al mismo estilo: fútbol defensivo y apostando al contraataque. No era un estilo que brindaba espectáculo, pero si efectividad, de lo contrario ninguno de los dos hubiese llegado a esa final. Unos años después esta palabra se retomaría en la semifinal que enfrentó al Inter de Milán contra el Barcelona. En la ida el neroazurro lideró la ofensiva y ganó por 3-1. En el partido de vuelta en Barcelona, el Inter jugó a defenderse completamente, retener y aguantar al rival, cuidando el 3-1 alcanzado en el partido de ida. El cotejo quedó 1-0 y el Inter de Milán se clasificó a la final. Muchos consideraron esto injusto ya que el Inter sólo fue a “defenderse con 10 jugadores” y no a jugar, la palabra antifútbol nuevamente resonó en toda Europa. El Inter de Milán si fue a jugar, pero jugó el partido que tenía que jugar para ganar, no el que la gente quería ver.

Este año sucedió algo similar a lo del Inter. Chelsea y Bayern Munich hace unas semanas se enfrentaron en la final de la Champions. El club inglés venía de eliminar al Barcelona en semifinales usando un fútbol muy defensivo, pero al mismo tiempo el más efectivo en contraataques (cualquier similitud con un posible Catenaccio siendo Di Matteo italiano, es mera coincidencia). El Bayern propuso el fútbol en casi los 90 minutos del partido y logró anotar 1 gol. Pero tan sólo bastó una mala marca a Drogba para que este pusiera la paridad faltando escasos minutos para el final. En el tiempo extra el Bayern sigue siendo el que juega mejor, pero Chelsea bien en defensa mantiene el empate y fuerza los tiros penales en donde los ingleses se proclamarían campeones.

¿Qué quiero expresar con esto? El juego defensivo y cerrado es una estrategia utilizada desde hace décadas. Puede no ser el más vistoso, el espectáculo que todos deseamos ver, sin embargo estas tácticas son las que te dan campeonatos. Llamemos antifútbol a la violencia, injusticia, falta de valores y todas aquellas cosas que si perjudican al deporte dentro y fuera de la cancha. Luchemos por un juego limpio y honorable.

Anuncios

Acerca de Vick Tejeira

Ingeniero Industrial de 25 años con la latente necesidad de tener más de un punto de vista sobre una situación actual, sea deportiva, política, empresarial o social. Sin tabúes, sin censura, las reglas se hicieron para romperse.

Un comentario el “Anti-fútbol: Confusión entre Espectáculo y Estrategia

  1. Jugar a defender no es anti-fútbol. Es una estrategia como atacar con todo. Los medios usan los términos que más reacciones les generarán. Se enfocan más en el sensacionalismo, que en el deporte. Excelente artículo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: