Análisis 90

Objetividad, Análisis y Amor por el fútbol…

Del Tiki-Taka Y Sus Implicaciones

Muchos se ha hablado del tiki-taka: aburre, exceso de toques, sin profundidad, lastra el juego. Hasta cierto punto tienen razón, pero también llevan muy al límite las críticas y elogios al sistema por igual. Las ventajas  son evidentes: si mantienes el balón, no hay necesidad de echarte atrás y llevas el ritmo del juego, no hay prisas defensivas con zagueros bien colocados para defender contras, principal remedio contra el juego de posesión. A la vez necesita de dos factores para alcanzar resultados satisfactorios: jugadores habilidosos con el cuero y atacantes rápidos para ganar espacios y halar marcas. Ha resultado efectivo en algunos casos y fallado miserablemente en otros precisamente por los dos factores antes mencionados, como tantos otros sistemas.

Para mí, no todos los equipos pueden jugar de esta forma. También hay casos donde se tiene que evitar el parsimonioso toque de balón sin profundidad y asumir riesgos ofensivos. El que no arriesga, no gana. Sin embargo, hay que encontrar un balance que permita la transición defensa-ataque y ataque-defensa sin dejar espacios abiertas. Como sofocar al rival sin que te gane la espalda sería la mejor forma de resumirlo. El asunto de la posesión es una característica del sistema y no una victoria asegurada, pero es tomado como tal por detractores (para señalar carencias) y defensores (como cualidad sobrevalorada).

Ahora, hay tres ejemplos claros de un mismo sistema: España ganó un Mundial con un sistema de posesión y verticalidad proporcional, mareante y asfixiante para su rival. Ahora vemos una España que vislumbra de a ratos pero es cierto que los efectivos son distintos. Tenemos a Francia, que en mi opinión personal ha sido el mejor ejemplo de estabilidad y transición, de control de pelota y verticalidad, pero que pierde mucho sin M’Vila de titular en detrimento de Diarra, quien está haciendo una labor destacable. Y por último, Holanda. Sus oponentes le dieron el balón para matarlos en contras por su frágil defensa, así de claro. Es cierto que tenían el balón pero carecían de frescura, con Van der Vaart en la banca y Sneijder sin acompañante. Tres caras de un triángulo que, quieran o no, parte del mismo principio con diferencias que cambian el producto por más mínimas que sean.

En conclusión: hay que calibrar el medidor del pase horizontal por el bien del juego y del espectáculo. El resultado caerá dependiendo de la efectividad de los jugadores en la cancha, ya que todo sistema funciona acorde al plan trazado. Así de simple se explica, pero en la cancha son otros 500 pesos.

Anuncios

Acerca de alvaromateu

Veo la vida a través de lentes y no funciono con dolor de cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21/06/2012 por en Competiciones Internacionales, EuroCopa y etiquetada con , , , .
A %d blogueros les gusta esto: